miércoles, 19 de marzo de 2008

La primavera, la sangre altera

Esto ya ha dejado de ser un mito. Siempre sonaba a excusa masculina para irse detrás de la primera falda que pasase. Pues no, ya hay un estudio que lo demuestra. Que conste que siempre he pensado que tiene más que ver con la aparición de las camisetitas de asas y los tops que con las hormonas en sí.

Claro que tal y como ha entrado la primavera, no invita demasiado a descocarse, a no ser que la chica en cuestión carezca de sensibilidad térmica. Habrá que buscar explicaciones alternativas pues.

Esta va a ser una entrada corta, que las vacaciones no me dejan mucho tiempo para estar delante del ordenador, el pobre se me va a deprimir. Pero no podría dejar de comentar los resultados de la última encuesta: las actividades de Semana Santa:

  • A casita, como el Almendro 9 (42%)
  • Al Caribe, como Curro 2 (9%)
  • Currando, como un cabrón 7 (33%)
  • Soy proteico-copto 3 (14%)


Bien, además de la ingente población de proteico-coptos que pululan por esta bitácora, se rompe el gran mito de las vacaciones de Semana Santa en idílicas plyas de arena blanca y fina.

Aquí el que no curra se va a casita tranquilamente, a tomar café con los amigos y gracias. Ya me siento mejor, se me estaba quedando cara de tonto.

2 comentarios:

Maz dijo...

Pues la primavera esa alterará lo que quieras, pero aquí desde que llegó lleva dos días nevando y, oye! ni una camisetita de asas (tirantes) ni tops ni gaitas gallegas, que no se le levanta a uno na de na. Vaya, por no levantar, ni los pasos de la procesión de Semana Santa levantaron, y eso que los costaleros en mi pueblo llevan cadenas en los pies, así que por la nieve no sería :-) Pero bueno, si por procesiones fuera... vista una, vistas todas.

Diancecht dijo...

Bueno, será que la procesión va por dentro. Pensaba yo que a los agrestes norteños que pueblan tus terrenos no les importaban en absoluto las inclemencias metereológicas.

Que sepas que yo llegué de la playita, de poner la barriga al sol y de chapotear en el agua, así que lo mío con las hormonas se entiende.