lunes, 30 de junio de 2008

Campeones

No es que sea yo muy futbolero, pero la ocasión se merece que la rememoren. De hecho, sólo he visto el último partido, aunque más por estar de viaje que por falta de ganas, pero supongo que un forofo de verdad se las habría apañado para verlo.

En fin, fútbol aparte, que no deja de ser un deporte de cuadrúpedos, no dejo de maravillarme de que, por una vez, España esté unida. Se me saltan las lágrimas. La bandera roja y gualda. Gargantas afónicas gritando: "¡España, España!". La furia roja. La Armada Invencible. El país en el que no se ponía el sol.

Ya no hay crisis. Ni sube el Euribor. Ni el gasóleo está por las nubes. Porque ha ganado España y todos estamos contentos. Sí, todos. La gente en la calle, los coches pitando, los abrazos y las sonrisas. Algo triste que sea por un partido, pero menos da una piedra. Panem et circenses.

Luego viene la parte divertida, como la iniciativa para dedicar una calle a la madre de Iker Casillas. Si es que lo de estar aburrido te da muchas ideas.

7 comentarios:

Beatriz dijo...

Míralo, citando a Juvenal, y luego dice que mi blog es intelectual.. juas :P

Diancecht dijo...

Humm, así que la frase es de un poeta clásico (he puesto lo de Juvenal en el google). Yo la había sacado de "Astérix en los juegos olímpicos".

Diana dijo...

Hola
Digo yo que el fútbol es algo más que
un deporte de cuadrúpedos, no?
GANAMOS, GANAMOS, GANAMOS, por mucho que les joda a algunos: GANAMOS.
Un biquiño Dian desde Coruña.
Diana

Cum Gladio dijo...

Yo me alegro aunque sólo sea por el fastidio de Urkullu, Ibarretxe y todos los peneuvistas.


PD: Sí, mezclo fútbol con política y me siento orgulloso de ello.

Anónimo dijo...

Corrijo: GANARON.
Puesto que yo no jugué. Y no es que me joda, pero la selección de Euskadi se los habría merendado con patatas alavesas.
Consulta no se si me dejarán hacer, pero la Euskal Selekzioa la saco yo p'alante por mis c....

Saludos
El Lehendakari.

Diancecht dijo...

La seleccion de Euskadi con Clemente de seleccionador no tendría precio. Marcar no marcarían, pero mínimo tres pelotas por partido se reventaban.

El Paquísimo dijo...

¡¡¡DÓNDE ESTÁ LA LEGIÓN CONDOR!!! ¡A la selección de Euskadi (esteee... Vascongadas) la mandaba yo a tomar viento de un pepinazo, panda de judeomasónicos!

Arriba Espiña, que no ganamos la Eurocopa desde que vivía yo.