jueves, 12 de junio de 2008

DNI electrónico

No hace mucho que proclamaba orgulloso a los cuatro vientos que había conseguido por fin obtener mi ansiado DNI electrónico. Esa maravilla de la ciencia y de la técnica que me autoriza a ser quien soy y me identifica ante la administración pública y ante los cuerpos y fuerzas del seguridad del Estado.

Pues bien, después de varios intentos infructuosos, puedo anunciar y anuncio que he conseguido usarlo. Porque hasta el momento era igual que llevar un condón en la cartera, todo buenas intenciones, pero si no lo usas casi es mejor no llevarlo, que se estropea.

Reconozco que no tengo demasiado claro en qué había fallado en mis anteriores intentos. Yo creo que esta vez hice exactamente lo mismo y funcionó. Básicamente introduje el DNI en el lector de tarjetas y al seleccionar en la web de Hacienda la opción Con certificado de usuario me apareció por arte de magia una ventanita pidiéndome el PIN infernal que había anotado en un papel.

Y así confirmé el borrador de mi declaración. Con la emoción aproveché para consultar los puntos de mi carnet de conducir y no pedí exención del IVA porque no soy una empresa, que si no ...

Otro cantar fue lo de cambiar el PIN. El procedimiento no es que esté muy refinado. En primer lugar, la web de ayuda te dice que para cambiarlo tienes que usar un procedimiento telemático. Pofale, posmalegro. Pero si no me dicen cual es, haberse callado. Al final encuentro el famoso procedimiento escondido.

Y no es otro que bajarse un software de 8 MB (no sé que hay ahí dentro) que básicamente es un teclado con las teclas cambiadas de sitio. Casi me da un ataque de dislexia. Imaginaos teclear una contraseña segura con las teclas descolocadas. Un ratito me llevó, pero conseguí. Ahora no me acuerdo de la clave que puse, pero me da igual porque estoy muy contento.

Como conclusión, que es útil, es práctico, es para todos, pero más vale que tengas un poco de idea de informática (y un lector de tarjetas), porque si no, además de que no vas a conseguir nada, vas a ser pasto de piratillas en menos que canta una calandria (y responde un ruiseñor).

8 comentarios:

Claire de la Framboise dijo...

Y no es sólo que seas "pasto de piratillas" con tanta gestión "telemática", es que te pierdes el cara-a-cara directo con los funcionarios de los organismos oficiales del estado...
;)
Con lo bonito que es hacer gestiones "en persona" y no la fría tecla...

Besos

Diancecht dijo...

Bueno, esto también tiene su emoción. No veas el nudo que se me puso en el estómago cuando consúlté mi saldo de puntos del carnet de conducir: los cinco segundos que tardó en salir me parecieron cinco años.

hombre boomerang dijo...

Hombre, no es por joder pero el borrador se puede confirmar simplemente teniendo la referencia del borrador.

Perdón, deformación profesional ( aparte de la mental)

Anónimo dijo...

"Pues peor va a ser para ellas, porque si te acostumbras a que te ayuden y te saquen las castañas del fuego, nunca llegarás a properar". enhorabuena chaval, monumento a tu etica patriarcal ya, x si no es bastante menos sueldos, conciliacion trabajo-familia cero patatero, invisibilidad.. te hago una tortilla de castañas majete?

Diancecht dijo...

Sí, y también se pueden consultar los puntos del carnet sin DNI, pero leñe, que me hace ilusión. Igual algún día tengo que hacer algo que sí lo necesite, imagínate que subidón.

Y para Anónimo (que será anónima supongo): ahora mismo no tengo hambre. Pero las leyes de discriminación positiva perjudican a las mujeres, porque van contra la igualdad, porque dan la impresión de que protegen al más débil, y la igualdad no se trata de eso, se trata de que no haya débil y fuerte.

Y sobre la diferencia de sueldos, aún tiene que explicarme alguien como se hace, porque en los años que llevo trabajados, las mujeres de mi categoría siempre han cobrado lo mismo que yo.

Anónimo dijo...

ettttte...
me he perdido....
qué tienen que ver las castañas con el dni.? ¿o eran con los puntos?.
Ah! que lo de los puntos es una castaña!

que alguien me lo explique...yo es que antes era rubia...

Claire de la F.

Beatriz dijo...

joer, si el borrador te lo confirman hasta por teléfono... yo tengo el dni ese desde hace más de un año y no lo he usado nunca... no sé ni dónde he metido la clave esa quilométrica que te dan...

Diancecht dijo...

La verdad es que a mí lo de la tortilla de castañas también se me hace raro, pero la ciencia culinaria avanza a toda velocidad. Hay que ir con los nuevos tiempos.

Y sí que es cierto que no hay nada que se pueda hacer con en DNI nuevo que no se pudiese hacer ya antes, pero insisto en que me hace ilu. Supongo que también será por lo de la deformación profesional.