martes, 2 de octubre de 2007

La espada de Demóstenes

Voy a comenzar esta entrada en la bitácora pidiendo disculpas públicas a Judit Mascó. No, que no cunda el pánico: ni la conozco personalmente ni le he hecho nada malo. Simplemente me he reído de ella, sin saber que me reía de mi propia ignorancia.

Todo comenzó en una noche de lunes como otra cualquiera: pongamos por ejemplo que fue ayer, pongamos que no hablo de Madrid. Tras una ardua jornada de portátiles y corbatas, maletas y oficinas, me dio la una de la mañana cuando tuve el primer descanso del día. Como no podía ser de otra manera, me entregué a una actividad que mantuviese bajo mínimos tanto mis constantes físicas como mi actividad cerebral: ver la televisión.

Tras un par pasadas de mando a distancia por el elenco de cadenas estatales, autonómicas y locales, me detuve en Cuatro para ver el programa Supermodelo. Sí, Supermodelo, sí. Soy un hombre y estaba en horas bajas. Tengo mis derechos.

Pues bien, no entendía muy bien por qué lloraban las chicas ni qué hacía toda aquella gente allí, pero en un momento dado en el que estaba escuchando, Judit Mascó dijo algo acerca de la espada de Demóstenes. Entre mi empanada mental, lo tarde que era y el montón de topicazos acerca de chicas rubias y guapas, me reí. Me mofé. Me carcajeé. Todo el mundo sabe que la espada es la de Damocles. Juas. Rubia tenía que ser.

Craso error. Cuando mis neuronas volvieron a su sitio empecé a cavilar. Cuando te equivocas, tienes a simplificar las cosas, no a complicarlas. Damocles es mucho más fácil de decir y mucho más conocido que Demóstenes. Hasta algún presentador de telediaro lo conocería. Puedes meter la pata si dices que tienes un coche de gasolina TDI, pero si dices que tienes un coche con turbo inyección electrónica asistida, sistema common-rail y seis cilindros en uve, lo más seguro es que sea verdad: casi nadie se toma tantas molestias para aparentar.

Hete aquí que busca que te buscaré, encontré en efecto la famosa espada de Demóstenes, que el buen señor utilizaba en sus entrenamientos dialécticos.

Estoy acostumbrado a chafardear, alardear, mentir y exagerar en público. Eso no me genera cargo de conciencia. Estoy entrenado para engañar a los demás. Pero lo de engañarme a mí mismo es más complicado. Si hubiese estado en medio de una jauría de machotes nos hubiésemos reído de Demóstenes y las rubias durante semanas. Pero estando yo solo me ha podido el cargo de conciencia.

Lo reconozco, soy débil.

16 comentarios:

R F dijo...

Errar es de humanos. Rectificar es de sabios; no obstante ¿turbo inyección electrónica asistida? uno acaba removiendo las pocas neuronas utiles y le viene de pronto "coño" ¿pero existe? igual si, igual ese coche ultimo modelo que pense que tenia que es una mierda y ya hay, existe, en el mercado ya circula una autentica joya. Bien... buscando: http://www.google.es/search?hl=es&q=%22turbo+inyecci%C3%B3n+electr%C3%B3nica+asistida%22&btnG=Buscar&meta= se encuentra su blog como url.
Veamos... "Estoy entrenado para engañar a los demás" yo tambien aunque deberia revisar el manual del buen politico, seguramente conseguira aspirar a mas, a subir mas rapido y le preocupara poco a quien engaña como cuando.
Le aplaudo es usted todo un considerado pero hacer publico sus errores es mas que honesto pero un dia escuche un buen consejo: "Nunca enseñes la muela del cabo". Se que usted me entendera, lo se.
Yo de todas maneras he errado como el que menos, pero mi conciencia pese a los años me hace seguir avergonzandome de errores que no debia haber cometido, ya lo cantaba Juan Pardo en una de sus canciones con su famoso caballito de batalla.

Chiyo-Chan dijo...

Yo también me hubiese reído de la rubia pensando que la espada era de Damocles y no de Demóstenes.
Estas cosas nos vienen bien para darnos cuenta de que a veces juzgamos muy deprisa sin antes haber consultado si lo que dice es así o de otra manera!!!

Ánimo chaval, que no se acaba el mundo!!!

M. dijo...

Ni rubia ni leches... si llego a escuchar lo de Demóstenes hubiera pensado que se había confundido en plan "candelero-candelabro".

Qué incultos somos a veces, tsk...

Petrosky dijo...

Habría que saber cual era el comentario para saber si era acertado o un error, a lo mejor se equivocó y lo de Demóstenes lo dijo por casualidad.

Diancecht dijo...

La turbo inyección electrónica existe. La turbo inyección electrónica asistida no tengo ni idea y no creo que exista porque la inyección es una técnica mecánica por la cual se le da presión al combustible, y no tiene sentido "asistirla". Sólo era un ejemplo.

Me alegra sobremanera la mención a Caballo de batalla, un temazo. Olvidado e injustamente relegado, pero no recuerdo qué parte de la canción hablaba de remordimientos.

Tiene razón Petrosky que no escuché el comentario entero, pero si con esta espada se refería a que estaban a punto de ser nominadas, ya podía tener Demóstenes un tienda de espadas, que la que tocana usar era la de Damocles

Spider from Mars dijo...

Tengo que hacer una corrección a su post, estimado señor Diancecht.
Para empezar, me declaro seguidora incondicional de tan "extraño" reality, que no tiene ni pies de cabeza. De hecho, viéndolo el otro día me dice LaAna:

- Tú desde luego tienes unos cojones que pa'qué.
-Por? - digo yo
-Porque ya me dirás como coño puedes engancharte a un programa tan absurdo.

Y en efecto, es absurdo, me di cuenta cuando gente del público comenzó a desfilar con aletas de submarinismo (¡¡¡!!!!¿¿¿¿¿????)

A lo que iba, que estuve viendo el programa y lo que dijo esta gloriosa modelo antigua fue tal que así:
- No sabe que encima de su cabeza cuelga la espada de DEMOCLES.

Grandes risas y regocijo por parte de LaAna y de servidora.

Bikos

Spider

P.D: Otra de las "perlas" de estos días comparable a la de la Mascó nos la ha proporcionado David, Fleki o como coño se llame el fumeta oficial de gran hermano. Transcribo tal cual su expresión (y ya van dos veces que lo dice en dos programas distintos y nadie lo corrige.....que mala es la gente caray...jajjajaja)

-Paula es que no es mi LOGOTIPO de mujer.

Toma ya.

Diancecht dijo...

Esto nos permite hacernos una idea de mi nivel de empanamiento mental en aquel momento, porque de Democles a Demóstenes va un trecho. Seguro que un psicólo podría sacar algo en limpio sobre la conexión de los mecanismos de percepción y razonamiento del cerebro.

Un día de estos solicitaré una lobotomía para evitarme estos problemas, no sé si lo cubrirá la seguridad social.

Lo curioso es que aquí todo el mundo parece que tiene espadas: La espada de Democles.

Lo del logotipo, de todas formas, es sublime.

Spider from Mars dijo...

Vaya¡¡¡ A ver si la tía iba a estar hablando de armas atómicas y nosotros sin coscarnos y ahora criticándola por criticar, jajjajaj
De todas maneras, si te fijas, a la Mascó le dictan absolutamente todo por el pinganillo porque la tía como presentadora no vale un carallo. O sea que hay tres opciones:

- Se lo dijeron mal
- Entendió mal
- Hablaba de armas atómicas.

Bikos

Spider

Diancecht dijo...

Me apunto a lo de las armas atómicas.

Beatriz dijo...

Con toda esta conversación sobre Damocles me han dado ganas de ver el RHPS

Diancecht dijo...

¿Ver el RHPS? Vaya, magnífica idea. Yo me apunto. La verdad es que llevaba mucho tiempo deseando verlo. Todo el mundo debería hacerlo ... ¿qué leches es un RHPS?

Beatriz dijo...

jajaja
¿no se te ha ocurrido googlearlo?

Spider from Mars dijo...

Vaya, hablando del RHPS hace tela de tiempo que no lo veo. Habrá que hacer una sesioncita de cine....con palomitas, alcohol y drogas varias jejjejeje.

Bikos

Spider

P.D: Oye Beatriz, si tal esperamos a que vengas tú y hacemos la sesión golfa con el RHPS, nonainonaaaaaaa

Diancecht dijo...

Ya he visto lo que es, ¿me admitireis en vuestra logia? Solo me pregunto si dentro de las drogas varias se contempla el ibuprofeno o son todas ilegales.

Beatriz dijo...

Yo voy dentro de 10 días tralalalala
Pero no me deis ibuprofeno, por dioosss!
Quiero fiesta, alcohol y seeeexo!!!
(para ésto último espero que se venga conmigo mi bollito...)

Diancecht dijo...

Me ha gustado esa última aclaración en forma de cuña publicitaria, que luego nunca se sabe quien lee estas cosas.