miércoles, 28 de noviembre de 2007

Un poco de cordura en el asfalto

No puedo ocultar la alegría que me produce la notica que leía hoy en la siempre actualizada La Voz de Galicia: una propuesta en el congreso para aumentar los límites de velocidad en carretera.

Por fin una buena idea. Y no ha sido ningún partido político minoritario con ganas de protagonismo, no, ha sido un comité de expertos. De expertos, señoras y señores, gente que sabe mucho de un tema, incluso más que los asiduos a la barra de un bar, que ya es decir.

Por autovía y a 140 km/h. Suena utópico, y de hecho es probable que lo sea, pero que bonito sería. Adecuar la velocidad al siglo XXI en el que a veces parece que no estamos, a las carreteras y coches de los que podemos disfrutar.

No me digan que la velocidad es la causa de la mayoría de los accidentes, porque no es así. La causa es la imprudencia, la falta de descanso, la falta de pericia o la falta de práctica. Claro que en una carretera atestada de tráfico no se puede ir a 140 km/h. ¡Pero tampoco se puede ir a 120 km/h y sin guardar la distancia de seguridad! Eso no es cuestión del límite de velocidad, sino de la responsabilidad del conductor, y es ahí donde fallamos.

Si ponen el límite a 140, creo que poca gente lo rebasará, y ése será el momento de aplicar el código penal, el código civil o el código Morse si es preciso, porque hemos identificado a un peligro público. Pero con 120, límite de risa, te aburres, te desesperas, te hartas, y acabas sobrepasándolo. Lógico y normal.

En fin, que probablemente esta propuesta no pase de anécdota, pero de momento ahí queda. Mientras tanto, volvamos al problema de origen: la educación vial. Enseñemos a nuestros noveles a conducir, y no a aprobar el examen del carnet, y otro gallo cantará. Enseñemos que el límite de velocidad no está sólo en las señales, también está en el tráfico y las condiciones meteorológicas.

Mientras no lo hagamos, nos seguirá luciendo el pelo

11 comentarios:

Dragomira dijo...

A mi me da igual, no pienso pasar de 120. Más que nada porque se me saltarían los tornillos del Fiat Tempra....

Diancecht dijo...

Lo cual me parece perfectamente lógico y normal, pero así te adelantará gente a una velocidad relativamente cercana a la tuya, reduciéndose el peligro.

Petrosky dijo...

La verdad es que lo más importante para conducir es el sentidiño, y lo más preocupante es que paguen justos por pecadores, que se den cuenta que no van solos por la carretera.

Diancecht dijo...

Eso, a partir de los 140, que los guardias civiles disparen a matar. Nada de prisioneros

chiquillaguapa dijo...

Tienes toda la razon. Los coches de hoy en dia (no el mio que como a dragomira se le irian los tornillos volando) se van solos. Tienes que ir mirando constantemente el cuenta kilometros y si ves que te has pasado!!! a buscar un radar o control de la guardia civil por si te han pillado!! asi no son formas de conducir.

hombre boomerang dijo...

Yo me uno a lo de aumentar los limites de velocidad.

Creo que hay un sector "ruta Ou-Mad" que estaría encantado de montar una plataforma para que esto se cumpla.

Icky dijo...

Secundo la moción, y cuanto más ganaríamos si en vez de tanto radar y tanta tontería invirtiesen en mejorar las carreteras (quitamiedos por ejemplo) o hacer mejor las futuras

JoTaBLoG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JoTaBLoG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diancecht dijo...

Lo de la plataforma sería un éxito. Yo de hecho ya hago esa ruta a 140 para luchar por los derechos de los demás

Anónimo dijo...

Hola, Estoy totalmente de acuerdo contigo.
Es estresante, muy estresante conducir tan despacio por las autovías.
Es el primer día que te veo, pero seguiré leyéndote.
Diana FELIZ NAVIDAD!