miércoles, 16 de enero de 2008

Radicalismos

La verdad es que nunca he sido yo muy amigo de la política. Me parece por definición un juego de medias verdades y falsas apariencias. Se ha tergiversado la democracia. Si no recuerdo mal, se trataba de que en un parlamento discutían unos y otros y se llegaba entre todos a un acuerdo, no que cada uno buscaba apoyos por donde pudiese para sacar sus cosas adelante. Y esto es lo que pasa desde que tengo uso de razón, sea con unos o con otros.

Y cada vez me desencanta más. Sobre todo porque me da la impresión de que la moderación es una cualidad prohibida en la política: todos aquellos que me parecían gente sosegada, con buenas ideas, sin demasiado ruido, se han ido diluyendo poco a poco.

Recuerdo con bastante nostalgia a Borrell, que además de presupuestar las carreteras que uso y que luego inaguró Cascos, me parecía un tío coherente, caristmático y honrado. Demasiado honrado tal vez, que fue lo que le perdió.

Mi afinidad con el PNV, por cuestiones geográficas, cabe en un dedal, pero Imaz también me parecía un tío moderado, con la cabeza amueblada y mucha mano izquierda. Pues nada, otro que se aburre y se va. Puede que la cualidad de Bono no fuese la diplomacia, ni la de Rato el carisma, pero eran otros dos que sabían lo que hacían y que no se metían en berenjenales dialécticos.

Y ahora Gallardón. Vale, un poco trepa sí que era, y sus obras faraónicas las hemos sufrido muchos, pero leñe, que tenía a mucha gente contenta, o al menos más contenta que los demás. Y sabías que al abrir la boca no iba a escandalizar a nadie: un tío moderado.

Lo que no tengo claro es si se van porque los echan o porque ven lo que hay por dentro y deciden tirar la toalla. Vamos, que el último que salga que apague la luz. Lo que está claro es que se acercan las elecciones y, más que nunca, tenemos dos alternativas tan claras como contrapuestas. No hay ni término medio ni lugar para el diálogo: el que gane ganará durante cuatro años y el que pierda, a quejarse y opositar. O sea, que pase lo que pase, el 40% de las opiniones de los españoles irán a caer en saco roto.

No sé, puede que sea demasiado joven para entender bien el concepto de la democracia, y va a resultar que no es el poder el pueblo sino de la mayoría. A lo mejor al hacerme mayor lo voy entendiendo. De momento, seguiré con cara de bobo sin saber muy bien qué pensar

11 comentarios:

Spider from Mars dijo...

Esa Espe, esa Espe ei, ei¡¡¡¡ Jajajajaj.
Anda que no se la han metido doblada (otra vez)a Gallardón. Primero le bajan la categoría a alcalde y ahora siguiente patada consiguen que se vaya, juas.
Que decir? Pues que no me da demasiada pena la verdad. A pesar de que dicen que los socialistas simpatizan con Gallardón, yo desde luego no soy de esas. Si me gusta más que el resto de "personajes" del PP es porque sencillamente habla y no vocifera y articula discursos con cierta coherencia (a pesar de que yo con el contenido de su política no esté de acuerdo).
Federico debe estar brindando con cava,jajjajajaj(extremeño).

Bicos
Spider Giraluna

P.D: Joder, y la Espe parecía tonta cuando la cambiamos por el botijo....

Diancecht dijo...

Viniendo de quien viene la descripción, Gallardón puede considerarse el mejor político de la historia de España ...

Claire de la Framboise dijo...

No creo que sea voluntad de Gallardón irse, más me parece potestad de Esperanza, que pesa mucho.
Los partidos seguro que funcionan como las empresas, y cuando tienes un empleado díscolo, lo mandas a la Delegación comercial de Helsinki, pa que esté fresquito y se le bajen los humos.
Y ya los primeros demócratas conspiraban, se conchababan y hasta se mataban (aunque parecían accidentes).

Diancecht dijo...

Hombre, siempre te puedes quedar, pero si tienes un poquito de orgullo ...

Cuando decía que se fue no quería expresar voluntad propia. Está claro de que alcalde de Madrid tiene más futuro que Rajoy de candidato del PP, esto está claro. Pero que te den una colleja de esta magnitud y aún encima le lamas la mano ya es pasarse.

Veremos si no vuelve cuando el PP se de el batacazo en Marzo.

Claire de la Framboise dijo...

A Gallardón le han dado muchas collejas y siempre ha salido airoso. Eso también es admirable. Si no es por un lado vendrá por otro, pero seguro que volverá más fuerte, si no al tiempo.

Por cierto el otro día me enteré como novedad novedosísima de que Gallardón es primo de la ex de Sarcozy y resulta que lo sabía todo el mundo...

Petrosky dijo...

Con este extremismo radical del PP no me extraña que estén intentando reflotar el CDS, sí amiguetes me han dejado publicidad en el buzón. Pero me parece a mí que como las cosas sigan así en política mi voto va a ser un voto verde. No penseis que le voy a votar a IU-Los verdes, aunque el efecto sea el mismo, lo mandaré directamente a un "Papelak eta kartoak bisarrik" (contenedor para papel y cartón).
Que haga un partido la familia Aragón, ya de ver tanto payaso en la tele poniéndose a parir, por lo menos que sean profesionales.

Diancecht dijo...

Yo creo que han pasado de la colleja al capón, y eso duele más en el orgullo. Pero estoy de acuerdo en que es capaz de resurgir en plan ave Fénix cuando estos que quedan se descalabren.

Ains, el CDS, que bonito sería. Claro que en la carretera puedes ir por la derecha o por la izquierda: si vas por el centro suelen atropellarte.

Y con el tinglado que tiene montando Emilio, no sé yo si al final tendrá algo que decir, mira PedroJota

Claire dijo...

Mientras no vayas haciendo "eses".

Diancecht dijo...

O zetas :)

Claire de la Framboise dijo...

O Petas... :)))

M. dijo...

Yo he de decir que apoyo la moción de Petrosky para que los Aragón funden un partido..... (a este paso, qué más da?)