miércoles, 9 de enero de 2008

Rebelión en la granja

El mundo está revuelto, eso es innegable. El cambio climático, la capa de ozono, la deforestación. Nos estamos cargando el mundo. Hasta los animales se han dado cuenta, y han decidido pasar a la acción.

Un caso claro es el del perro que ha pegado un tiro a su dueño. Ha llegado al límite. Ha visto como su supuesto mejor amigo humano ha matado por deporte a un inocente ganso y, mientras el hombre se acercaba a recoger su presa, nuestro cánido ha tomado sigilosamente su arma y ha puesto fin a la vida de su amo. Habría parecido un accidente de no ser por el avispado sheriff local, que encontró las huellas del perro en el arma homicida. No miento, no, aquí teneis la noticia.

Las reacciones no se han hecho esperar, y para evitar que los animales nos puedan coger por sorpresa, se han iniciado las investigaciones genéticas para evitarlo. De momento, ya se han conseguido cerdos fosforescentes.

Se nota que estamos preocupados por nuestras propias vidas. Y eso que parece ser que no es difícil llegar a viejos, al menos sólo hay que seguir una serie de sencillos consejos. La dieta y todo esto, que aunque parece que no es difícil de seguir, lo es. Hasta tal punto que uno de cada cinco escolares afirma no haber probado nunca un tomate. Claro que con la calidad de la enseñanza actual me cabe la duda de si esto es verdad o simplemente han dicho que no porque no saben lo que es un tomate. Y la calidad de la enseñanza no va a mejorar mientras los autobuses de transporte escolar tengan que pagar un
canon a la SGAE.

Luego está el problema de que vivas mucho, llegues a viejo, seas el alcalde más longevo de España y mueras durante una
inaguración oficial. Cumpliendo su deber hasta las últimas consecuencias.

Claro que hay otros que las cumplen hasta después de muertos. Imaginaos que se muere alguien con un cheque en la mano. No se os ocurre mejor idea que ir a cobrar el cheque, pero como es nominativo tiene que ir el difunto. Pues nada, lo ponemos en una silla de oficina y nos vamos al banco. Digno de una película, pero totalmente real

10 comentarios:

Petrosky dijo...

El alcalde reinvindicando hasta después de muerto, media hora tardaron los servicios sanitarios, se murió para reclamar un centro de salud en el pueblo está clarísimo, si señor todo un martir.

leixu dijo...

Felicidades por el blog...lo he encontrado por casualidad... Pero de ahra en adelante te leere.... un beso

Diancecht dijo...

Luego dirán las malas lenguas que los funcionarios no están comprometidos con su trabajo. Falacias.

leixu: muchas gracias. Adelante, pasa y siéntate. Si ves mucha gente en la puerta no te preocupes, al fondo siempre hay sitio ;)

Icky dijo...

Tengo que hacer una reivindicación: Aunque la primera parte de la entrada trate de perros asesinos, la foto no hace justicia; a pesar de que Sam, que así se llama el perro de la foto, es el perro más feo del mundo (durante los 3 últimos años si mal no recuerdo, y desde luego bien merecido, porque mira que es feo el chucho), su dueña dice que es muy leal y cariñoso, nada que ver con el perro de la noticia :D

Diancecht dijo...

Vaya, pues gracias por la aclaración, habrá que hacer justicia a nuestro nuevo amigo Sam. Claro que para matar a alguien no necesita una pistola, con una sonrisilla suya ataque al corazón garantizado.

Icky dijo...

Por algo es tricampeón de Mister perro más feo del mundo :D

leixu dijo...

Gracias por la invitacion.... Me colare por aqui siempre que este aburrida delante del ordenador en la oficina....

M. dijo...

Diox, pero qué perro más horroroso............... Y me pregunto... qué habría hecho Pancho, el perro del anuncio de la Lotería cuyo dueño puteaba constantemente, si no se hubiese escapado con el cupón? Qué poca sensibilidad tenemos con los pobres canes, tsk...

Cum Gladio dijo...

Ese perro está disecado.

Diancecht dijo...

A mí Pancho no me da demasiada pena, pero desde pequeño sigo con el trauma de la cara de pena del pobre perrito Pipín. *Snif*