miércoles, 12 de septiembre de 2007

El triunfo de la sencillez

Allá vamos. Primeros de grupo. Alemania o Italia nos esperan. ¿A quién prefiero? A ninguno, la verdad. O a cualquiera de los dos. A Italia no, porque tienen un juego de equipo muy coordinado, maestros de la tensión y el juego al límite de la falta, expertos en desquiciar al contrario. Vale que están de capa caída, con estrellas sobrevaloradas, pero no podemos fiarnos. A Alemania tampoco, porque ni tienen juego de equipo, ni estrategia, ni buen juego, pero tienen un tío que te puede hacer un roto en un mal día, y a la historia reciente me remito.

Pero somos los mejores. Somos los campeones del mundo. Nos tiene que dar igual. Esto es un calendario y hay que poner una victoria en cada día para ganar el campeonato. Así de fácil. Caiga quien caiga. Venga quien venga. Tenemos calidad para ganar a cualquiera que se nos ponga por delante. Y jugamos en casa. Llega la hora de la verdad y no tenemos excusas. ¡A por ellos!

Por otra parte, hoy nos han dado una lección de sencillez. Israel, eliminada del Eurobasket, jugó el mejor cuarto, en mi opinión, de todo lo que llevamos de competición. Y sin grandes estrellas, sin tácticas complicadas. Con cosas que se ven en cualquier entrenamiento de alevines: circulación de balón, puerta atrás, pase al hombre libre, tiros cómodos. Y nos enchufaron 29 puntos en 10 minutos. Vale que la defensa de España no puede calificarse de numantina, pero Israel jugó el baloncesto ideal, en estado puro. De libro.

Y como siempre he pensado que deporte y vida van de la mano, mi reflexión va encaminada a reivindicar la sencillez en las cosas que hacemos, en el día a día. No hace falta complicarse mucho la vida para ser feliz. Con cuatro cosillas básicas podemos tatuarnos una sonrisa en los labios. No sigo que sea fácil, digo que es sencillo. No, no es lo mismo

10 comentarios:

petrosky dijo...

La verdad es que en todos los deportes cuanto mejor se hacen las cosas más sencillo parece.

Diancecht dijo...

O cuanto más sencillo se hace, mejor salen las cosas ...

Dragomira dijo...

El arte está en que no se vea el arte, que parezca fácil.

El Señor No Puedo dijo...

Eso me recuerda a los grandes de siempre, que daban la impresión de ser precisamente así:Cruijff, Romario, Michael Jordan, Lars Riedl, Nemov, y los que se os ocurran...

Diancecht dijo...

Por cierto, que ha sido Alemania. ¡A por ellos!

Petrosky dijo...

Lo curioso es que estamos en cuartos y se habla mucho, y en voleibol estan en el europeo clasificados en semifinales y casi no se oye nada.
Puta discriminación

Diancecht dijo...

Yo el voleibol femenino lo veo siempre que puedo, y aunque no juegue España, mira si soy forofo.

Dragomira dijo...

Alemania malisimos. Vaya paliza que les metimos. Ésto por lo de la División Cóndor. Que se jodan. España no olvida.

Diancecht dijo...

Legión, legión Cóndor. Y no vinieron ellos, los llamamos nosotros

petrosky dijo...

JUGÓN. RATATATATATATATATATATATATATATATATATATATATATA