martes, 9 de septiembre de 2008

No tocar

Bueno, o que te toquen. No, no que te toquen las narices, por no decir otra cosa, digo que te toquen de verdad, como tiene que ser. Las caricias, siempre tan apreciadas, tan excitantes, tan sugerentes. Pero, ¿dónde tocar? Por defecto, en todas partes, así no hay posibilidad de dejarse nada en el tintero pero, ¿dónde tocar más?

Dejen de estrujarse los sesos, hay un estudio que puede guiar nuestras manos allá donde nuestra pareja quiere que estén. El estudio en cuestión tiene miga: han preguntado a los hombres y mujeres donde les gusta tocar y donde les gusta que les toquen.

El resultado tampoco es nada revelador, pero lo que han montado sí lo es. Por un lado, tienes la comparativa gráfica entre lo que gusta tocar y lo que gusta que te toquen, para hombres, y mujeres, por delante y por detrás. Coinciden bastante, aunque me hace gracia la diferencia en los testículos.

Otra parte interesante es el gráfico de las partes del cuerpo por orden de preferencia. Si es que se lo han currado. Ahora el que no toque, será porque no quiere.

Por mi parte, aciertan bastante, lo único que me parece sospechoso es que en el caso de las mujeres aparezca el cuello de primero. Aunque claro, puede ser que eso no sea el cuello ...

8 comentarios:

Isa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diana dijo...

Hola
Amigo Dian, éste aparato ( el programa, me imagino) no me deja entrar en los enlaces que pones para ver los gráficos, jo, con lo que me apetecía saber cuáles son tus preferencias1 Y, las mías!, Con lo que me apetecía saber si soy un bicho raro pidiendo o dando!
Creo amigo que vas a tener que ser más pacienzudo y explicarlo con tus palabras para que esta pobre mujer se entere.
Un bico ( donde el cuerpo te pida a estas horas de la mañana)
Diana

Diancecht dijo...

Humm, si me das más detalles sobre el "no me deja entrar" igual te puedo echar una mano.

Pero vaya, que si no hacemos una descripción detalla de los resultados.

Por cierto, que ya es casi mediodía ...

Claire de la Framboise dijo...

Diana, a mí sí "me deja entrar", y creéme que los lugares son muchos menos de los que cualquiera se podría imaginar.

Por ejemplo, según esto, la cara posterior de las rodillas: nada, y los tobillos (esos grandes desconocidos): ni aparecen.
Aparece lo de siempre a modo de silueta acalorada y enrojecida... eso sí.

Ya te digo, no te pierdes nada.

Besos

Diancecht dijo...

¿Los tobillos? Claire, la web tiene una opción para que dejes tus preferencias. Los tobillos de todo el mundo te lo agradecerán.

Diana dijo...

Hola
Claire... graciñas por tu aclaración.
Siento no poder acceder a tu blog( ves, tampoco a ésto puedo acceder y de veras que ésto sí que lo siento)
-Dian gracias tí también por querer echarme una mano. Ni pensar dónde me la echarías quiero, pero por si las moscas, me cuidaré el cuello.
Un biquiño avlos dos.
Diana

Anónimo dijo...

Imposible acceso Diana.
Mira cuando haga un blog de estos, igual lo titulo así, que magustao lo de "imposible acceso", yo sólo me dedico a tocar (ya que de tocamientos va el tema) un poco los diferentes webs del personal, jajaja
;)

Besos

Anónimo dijo...

era yo
Claire de la F.